Páginas

4/7/13

ENSALADA DE JUDIAS VERDES

   Hoy os traigo una ensalada fresquita, que con estos calores apetece mucho.
   Es muy sencilla ya que lleva ingredientes que solemos tener siempre en casa. Es una receta ideal para las cenas aunque también sirve muy bien como acompañamiento de carne o pescado.
   Las judías verdes se caracterizan por poseer un contenido graso muy escaso y una gran concentración de agua. Ambas características hacen que nos encontremos ante un vegetal con un contenido calórico muy reducido. También son ricas en fibra e hidratos de carbono.
    Están en temporada de mayo a octubre.

 
  
Ingredientes:

- 500 gr de judías verdes planas (pueden ser congeladas).
- 2 patatas medianas.
- 1 zanahoria.
- 2 huevos.
- Aceite de oliva.
- Vinagre.
- Sal.

Preparación:

   Ponemos una cazuela con agua con sal a hervir. Quitamos los piquitos a las judías y las troceamos. Cocemos las judías unos 10 minutos (si son congeladas, sigue las instrucciones de la bolsa). Las sacamos con una espumadera y las sumergimos en agua muy fría para cortar la cocción y que mantengan su color verde intenso. Escurrimos y reservamos el agua fría.
   En la misma cazuela con el agua de cocción de las judías, cocemos las patatas enteras lavadas y las zanahorias. Cuando lleven 10 minutos, sacamos las zanahorias que ya deben estar tiernas y las enfriamos en el agua que tenemos reservada.
   Añadimos los huevos que dejamos cocer otros 10-12 minutos. Pasado este tiempo los sacamos, con la espumadera y los metemos en el agua fría, para enfriarlos y así se pelen mejor.
   Las patatas deberán estar cocidas también pero si no, las dejamos un poco más hasta que al pincharlas no ofrezcan resistencia. Las pasamos por el agua fría también.
   Cuando todo esté frío, o al menos no queme, pelamos las patatas, las zanahorias y los huevos y las troceamos a conveniencia.
   Ponemos todo en un cuenco y aliñamos con el aceite de oliva, vinagre y sal, al gusto.

Notas:
      Puedes cocer todo a la vez, por separado, pero así gastaríamos más agua y luz o gas, aunque ahorraríamos tiempo.
   Si alguna vez tienes más prisa o menos ganas de cocinar, puedes utilizar las de bote, que ya vienen cocidas, y patatas de bote.
   Puedes acompañar con un poco de mayonesa.
 
Que disfrutéis!!

27/6/13

BERENJENAS RELLENAS DE ATÚN

   Lo más habitual es rellenar las berenjenas de carne picada pero a mi maridin no le gusta la carne picada en ninguna de sus facetas,...ni albóndigas, ni hamburguesas... Así que tengo que buscar alternativas para poder hacer algunas recetas, cosa que no es problema porque otras veces las busco para mi.
   Estuve buscando y, claro está, casi que se puede rellenar de lo que te apetezca. En esta ocasión he elegido atún. Después para gratinar, se puede utilizar bechamel, queso rallado o incluso pan rallado.







 Ingredientes (para 3 personas):
- 3 berenjenas.
- 5 latas pequeñas de atún.
- 1/2 cebolla.
- 3 dientes de ajo.
- 4 tomates maduros (si son grandes, menos).
- Aceite de oliva.
- Sal y pimienta.
- Queso rallado.

Preparación:
   Antes que nada, encenderemos el horno, a 180-190 ºC, para que se vaya calentando.
   Mientras tanto lavamos las berenjenas y las portamos por la mitad a lo largo. Hacemos unos cortes a la berenjena, le ponemos sal y un chorreón de aceite. Metemos las mitades de las berenjenas, en la bandeja, al horno y dejamos cocer unos 45 minutos.
   Pasado este tiempo, sacamos las berenjenas y las dejamos enfriar para poder vaciarlas sin quemarnos. Para vaciarlas, nos ayudaremos de una cuchara y tendremos cuidado de no romper la piel. No es necesario acercarse demasiado a las paredes para que la berenjena tenga consistencia luego (cosa que yo no hice muy bien). 
    Ponemos aceite a calentar y preparamos el sofrito con el ajo, la cebolla y el tomate. Salpimentamos. Cuando lo tengamos, añadimos la carne de las berenjenas picada, removemos y dejamos cocer unos minutos. Luego añadimos el atún escurrido y desmenuzado. Mezclamos bien y dejamos unos 5 minutos al fuego.
   Volvemos a encender el horno, a 180-190ºC. Rellenamos las pieles de las berenjenas y la espolvoreamos con queso rallado. Introducimos en el horno y dejamos unos 10 minutos o hasta que el queso se haya fundido y dorado.       
  



Notas:
   En la mayoría de las recetas que he leído, antes de meter las berenjenas al horno las dejan un buen rato sumergidas en agua con sal para quitar el amargor. Yo esta vez no lo he hecho. Lo probaré en la siguiente. Para quien quiera hacerlo, el momento es después de hacerle los cortes y antes de ponerle el aceite.
   Le podéis poner mas cebolla si os gusta, no es problema. Y de tomate igual.

Que disfrutéis!!

20/6/13

PUDIN DE PAN... o algo parecido

   No se si lo he dicho alguna vez... no me gusta tirar pan. Asi que cuando se me acumula restos de pan de varíos días, suelo hacer  pudin de pan aunque creo que nunca he hecho dos iguales.
   Básicamente el pudin es un flan con pan. Así que tan solo necesitaremos huevos, leche, azúcar y pan, claro. Y se cuece en el horno al baño maría. Fácil no, lo siguente. Y baratísimo.
   Con pocos ingredientes nos agenciamos un postre muy resultón. Por supuesto, tambien se puede comer en la merienda o desayuno.
 
    En esta ocasión no tenía huevos así que pensé una solución.

Ingredientes:
- 1 barra de pan, asentado (aprox. 230 gr).
- 2 vasos de leche.
- 1 sobre de flan.
- 6-8 cucharadas de azúcar.
- Canela, al gusto.
- Caramélo líquido.
- Opcional: nata montada y sirope de fresa.

Preparación:
   Cortamos el pan en tocitos con el cuchillo. Lo ponemos en un cuenco y lo bañamos con un vaso de leche. Dejamos que el pan se beba la leche. Removemos para que todos los trozos se empapen. Pasado un rato vemos si todo el pan está empapado de leche.
   En el otro vaso de leche disolvemos completamente el sobre de flan. Añadimos esto al cuenco del pan. Tambien le ponemos ya el azúcar y la calena. Removemos para que todo se mezcle. Dejamos reposar.
   Mientras, encendemos el horno a 180-190 ºC, ponemos dentro un recipiente mayor que el molde que vayamos a utilizar, con un poco de agua porque el pudin se cuece al baño maría. 
   Cubrimos la base del molde, con caramelo líquido. Vertemos la mezcla aqui y llevamos al horno cuando esté caliente.
   Lo dejamos cocer, al baño maría unos 45 minutos.


   Que disfrutéis!!

14/6/13

SOLOMILLO AL CABRALES

   Recientemete hemos estado en Asturias y Cantabria. No podía venirme de allí sin traerme un queso de Cabrales.
   Además también nos trajimos chorizos de Potes, un queso cantabro, anchoas de Santoña, una botellita de crema de orujo y otra de sidra.
   El queso de cabrales, para comerlo así tal cual como tapita, aunque resulta fuerte a mi me gusta, pero claro, no se puede comer mucha cantidad. Por eso mismo pensé en hacer esta comida. Es una manera de tomar el queso pero algo más suave.





Ingredientes:
- 1 solomillo de cerdo.
- 1 brick de nata para cocinar (250 ml).
- Un trozo de queso cabrales.
- Sal.
- Pimienta negra molida.
- Aceite de oliva.

Preparación:
   Pedimos al carnicero (o lo hacemos nosotros) que nos corte el solomillo en filetes o en medallones, como queráis. En este caso los he cortado yo en filetes, como buenamente he podido.
   Salpimentamos la carne y ponemos la plancha o una sartén con aceite (no mucho) a calentar. Marcamos los filetes para que no se escapen los jugos, a fuego fuerte, y luego bajamos el fuego lo dejamos unos minutos para que se termine de hacer por dentro. Debe quedar jugoso pero no crudo.
   En un cazo ponemos la nata a calentar y vamos añadiendo el queso en pequeños trozos y lo vamos deshaciendo poco a poco. No pongo cantidades del queso porque añadiremos hasta tener la salsa a nuestro gusto, más fuerte o más sueve.
   En principio no le ponemos sal porque el queso ya aporta sal, la probaremos y veremos si es necesaira.
   Emplatamos los filetes o medallones y salseamos. Como siempre digo, el resto de la salsa podemos llevarlo a la mesa en una salsera por si alguien quiere repetir.

Nota:
   Esta salsa, si no tenéis el queso cabrales, podéis hacerlo con queso roquefort o queso azul.
 
Que disfrutéis!!

12/6/13

SALMÓN A LA PLANCHA CON SALSA MORNAY

   Aquí vamos a ver uno de los usos que le podemos dar a la Salsa mornay que publiqué en días pasados.
   La primera vez que probé este plato fue en mi casa. Creo recordar que mi madre lo preparó para la celebración de algún cumpleaño.
   Me gustó mucho la salsa y me quedé con el nombre y hasta ahora no lo había intentado yo. Tampoco la he probado con otro pescado, pero al salmón le va que ni pintado.



 
Ingredientes:
- 1 o 2 filetes, según tamaño, de salmón por persona.
- Sal y pimienta.
- Salsa mornay: ver los ingredientes aquí
 
Preparación:
   Salpimentamos los filetes de salmón y reservamos.
   Empezamos haciendo la salsa mornay (si quieres, puedes ver la explicación mas detallada aquí). Para ello ponemos un cazo al fuego en el que derretiremos la mantequilla, añadimos la harina que tostaremos un poco para que pierda el sabor a crudo. Vamos añadiendo la leche poco a poco y mezclando con varillas. Cuidaremos que no nos queden grumos (si es necesario batir con la batidora). Añadimos sal, pimienta y nuez moscada.
   Mientras espesa, podemos ir haciendo el salmón. Pondremos un poco de aceite en la plancha, y hacemos el salmón por los dos lados. Dos minutos por un lado, le damos la vuelta y en un minuto ya estará listo.
   Seguimos con la salsa, a la cual le añadiremos ahora la nata y la yema de huevo, mezclamos con las varillas y cocemos un minuto a fuego lento. Fuera del fuego añadimos los o el queso que hayamos elegido para la salsa, mezclamos hasta que veamos que el queso se ha fundido. Probamos y rectificamos de sal y pimienta.
   Emplatamos los filetes y le ponemos un poco de salsa por encima. Se puede acompañar con unos champiñones salteados, como en este caso, o con unas patatas cocidas y salteadas, o al horno, también con una ensalada, o con cualquier cosa que se te ocurra: arroz, verduras....
   El resto de salsa lo podemos poner en una salsera por si algún comensal quiere añadirle más a su plato, cosa que no me extrañaría porque está muy buena.
 
 
Que disfrutéis!!

7/6/13

SALSA MORNAY

   La salsa mornay se elabora a partir de la bechamel a la que se le añade una yema de huevo y queso rallado.
   Los quesos que se pueden utilizar deben ser quesos mas bien fuertes, ya que si no, no se apreciaria el sabor. Estos pueden ser: Gruyere, Parmesano, Emmental o Chedar blanco, siendo los más tradicionales de utilizar, parmesano y gruyere a partes iguales, Claro está que se pueden combinar los que queramos o utilizar uno solo.
   Ideal para acompañar o gratinar carnes blancas, pescados, mariscos, huevos cocidos o escalfados y verduras.


Ingredientes:
Para la bechamel:
- 25 gr de mantequilla. 
- 25 gr de harina.
- 250 ml de leche.
- Sal, pimienta y nuez moscada.
Para la salsa mornay:
- Salsa bechamel.
- 1 o 2 yemas de huevo, según tamaño.
- 30 ml de nata para cocinar.
- 50 gr de queso rallado.
- Pimienta negra.
- Sal.

Elaboración:
   Empezamos preparando la bechamel. Para ello, ponemos en un cazo la mantequilla a fuego medio y cuando esté derretida añadimos la harina. Con unas varillas, mezclamos y la tostamos un poco sin que llegue a coger color.
   Ahora, vamos añadiendo la leche poco a poco y mezclando con las varillas. Cuando esté toda la leche, removemos y le ponemos sal, pimienta y nuez moscada, al gusto.
   Seguimos moviendo con las varillas, la salsa irá espesando. Si veis que os quedan grumos, podeis meter la batidora.
   Añadimos la nata y la yema de huevo y seguimos moviendo mientras cuece a fuego lento un minuto mas.
   Apartamos el cazo del fuego y le añadimos el queso. Mezclamos y cuando veamos que el queso está bien fundido e incorporado a la salsa, rectificamos de sal y pimienta.
   Ya tenemos nuestra salsa lista para aderezar nuestros platos.

Notas:
   Si no tienes tiempo de hacer la salsa bechamel, puedes comprar las que se venden ya hechas, calentarla y agregarle el resto de los ingredientes. 

Que disfrutéis!!

31/5/13

COPA DE MANGO CON NATA

   Hasta que lo hice en casa, las únicas veces que he comido esta fruta es en casa de mi tía Nena.
   Reconozco que soy muy mala para la fruta, vamos que como poca fruta, y entonces no me salgo de las que se que seguro me gustan.
   Hace unos días comí en su casa y me puso este postre. Está buenísimo y es super fácil de hacer. Así que no tuve mas remedio que copiarlo. Seguro que a ella no le importa.
   Con esta, le doy la bienvenida al mango a mi casa.
 
 
Ingredientes:
- 1 mango.
- 1 yogur natural.
- Azúcar, al gusto (2 o 3 cucharadas).
- Para adornar: nata y cacao en polvo o sirope de chocolate.
 
Preparación:
   Pelar y trocear el mango. Ponerlo en el vaso de la batidora. Añadirle el azúcar (yo puse 2 cucharadas). Añadir también el yogur.
   Triturar un buen rato hasta obtener una papilla muy suave.
   Repartir en copas o vasos, ponerle nata y ponerle el sirope o  espolvorear con el cacao en polvo.

Nota:
   La cantidad de azúcar va a depender de lo dulce que os guste las cosas y de si el yogur natural es azucarado o no.
   Con otro yogur hice lo mismo pero en vez de mango puse fresas. Queda menos espeso que el de mango, pero muy rico tambien.
   Supongo que se podrá hacer con más frutas, pero no lo he probado aún. Todo llegará.
   Os dejo con algunas fotos mas con otras presentaciones.

 
 
Que disfrutéis!!

23/5/13

EMPANADILLAS CASERAS DE ATÚN

   Siempre había comprado las empanadillas ya hechas. Algunas no me han gustado, se les nota el atún poco y demasiado la cebolla, o son muy grandes y poco relleno. Así que pensé que podía hacerlas yo. Las obleas las hay de dos tamaños: pequeñas y grandes. Podéis usar las que querais.
   Ah! a las obleas le pudemos dar otra utilización, ya las veremos.



Ingredientes:
- 1 paquete de obleas para empanadillas (La Cocinera).
- 1 o 2 latitas de atún.
- 1 huevo cocido.
- Salsa de tomate.
- 1 huevo, para pincelar.

Preparación:
   Mezclamos el atún, con el tomate y añadimos el huevo cocido picadito.
   Ponemos un poco de esta mezcla en cada una de las obleas. No poner mucho porque no cerrarian bien y al cocinarlas se saldría.
   Batimos el huevo y ponemos un poco por el filo de cada oblea, para que pegue.
   Doblamos las obleas y con un tenedor presionamos por todo el contorno.
  

   Para cocinarlas tenemos dos opciones. O bien las freimos en abundante aceite de oliva caliente. O las hacemos en el horno. Para ello pintaremos cada empanadilla con el huevo batido, esto tan solo le dará brillo y color al hornearlas. Las de la foto están hechas en el horno.
 
Notas:
   Al hacerlas al horno nos evitamos alguna que otras calorías. 
   A mi me sobraron unas poquitas. Las congelé, utilizando el mismo papel que traen las obleas para evitar que se peguen. Cuando las quise consumir, esta vez las hice en la freidora, fueron del congelador directamente al aceite. Muy ricas tambien!.
 
Que disfrutéis!!

17/5/13

NARANJAS ALIÑADAS

   Este plato se lo he copiado a mi padre. Casi siempre lo hace cuando mi madre hace migas, casan muy bien. Por supuesto a mi padre le queda mucho mejor.
   Es una forma diferente de comer fruta. Si no lo habéis probado nunca, hacedlo, os va a sorprender el contraste de sabores.
 
 
Ingredientes:
- Naranjas.
- Cebolla fresca.
- Aceite de oliva.
- Vinagre.
- Sal.
- Perejil fresco (yo no tenía y puse el seco).
 
Preparación:
   Se pelan las naranjas, quitando todo lo blanco que podamos. A continuación las cortamos en rodajas finas. Y las disponemos en el plato o bandeja que vayamos a llevar a la mesa.
   Aliñamos con el aceite, el vinagre y la sal, con moderación.
   Cortamos la cebolla fresca, también finita y repartimos por todas las naranjas.
   Finalmente, picamos el perejil y espolvoreamos.
   Y listo. Así de fácil!!
 
Que disfrutéis!!

14/5/13

MACARRONES CON ATÚN DE LATA

   La receta que os traigo hoy la he sacado de unos de los libros de cocina que tengo: 1080 recetas de cocina, de Doña Simone Ortega.
   No sabía si poneros la receta tal cual la tiene Doña Simone, o ponerla con "mis toques".
   Finalmente me he decidido por copiarla literalmente y luego os cuento mis cambios.
 

Ingredientes (para 6 personas):
- 350 gr. de macarrones.
- 1 lata pequeña (150 gr) de atún narutal.
- 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.
- 1 cucharadita de azúcar.
- 1 cebolla mediana (80 gr).
- 1 diente de ajo.
- 3 tomates grandes bien maduros (o de lata), 400 gr.
- 1 buen pellizco de hierbas aromáticas.
- 30 gr de mantequilla.
- 1/2 vaso (de los de vino) de vino de blanco.
- 50 gr de queso gruyére rallado.
- Sal.

Preparación:
   Se cuecen los macarrones. Se pone al fuego agua muy abundante con sal y cuando rompe a hervir se echan los macarrones. Se cocerán destapados. cuando vuelve a romper a hervir, se baja un poco el fuego sin que paren de cocer y se tienen de 10 a 12 minutos (esto dependerá de la marca y del gusto de cada cual). Se escurren en un colador grande y se pasan por el chorro del agua fría. Se reservan.
   En una cacerola  se pone aceite a calentar, se echan la cebolla  el ajo pelados y muy picados, hasta que se pongan transparentes (unos 5 minutos). Se incorporan los tomates pelados, cortados en trozos y quitadas las simientes; se machacan bien con el canto de la cuchara y se añaden el vino, el azúcar, la sal y el pellizco de hierbas aromáticas. Se cuece unos 15 minutos aproximadamente.
   Se echan en la salsa los macarrones, el trozo de mantequilla, el queso rallado y el atún en trocitos. Se revuelve todo junto y se sirve.
 
Notas:
    En casa éramos 3 para comer (en esta ocasión), así que adapté las cantidades. Los  macarrones, 50-60 gr por persona.
   Cambié los tomates naturales, por una lata de tomate narual tirutado.
   El atún, no se como sería las latitas de atún de doña Simone, pero a mi me resultó poco una latita pequeña de atún (de estas redondas) y le puse dos.
   La cebolla, el aceite, las hierbas (orégano), el queso rallado y la sal, lo puse a ojo.
 
Que disfrutéis!!

25/4/13

PATÉ MARINERO

   Hace tiempo que vengo haciendo este paté en casa, normalmente cuando tengo visita. Es un aperitivo muy socorrido. Y está "pa chuparse los dedos".
   No tenía nombre, hasta que una de mis visitas tuvo a bien bautizarlo de esta manera, y ya se le ha quedado.
   Por supuesto es ideal para comerlo con los panecillos tostados publicado anteriormente.
 
Ingredientes:
- 8-10 palitos de surimi.
- 1 latita de atún.
- 1 huevo cocido.
- 2 cucharadas soperas de mayonesa.

Preparación:
   Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y triturar hasta que veáis que todo está todos los ingredientes bien mezclados.
   Lo podéis dejar con textura muy suave, o un poco "rugoso". De cualquier manera está buenísimo.

Notas:
   Cuesta mucho trabajo triturarlo porque se muy pastoso, así que si en vez del vaso estrecho de la batidora tenéis otro más ancho, utilizar ese, mucho mejor.
   Mejor si lo hacéis el día antes del que lo vayáis a comer.
 
Que disfrutéis!!

18/4/13

GUISANTES CON JAMÓN Y HUEVO

   Hoy os presento una receta super fácil, rápida y deliciosa. La he aprendido de mi mami. Este es uno de estos platos a los que no hay que dedicarle mucho tiempo, ideal para los que dicen que no cocinan porque las comidas ricas necesitan mucho tiempo.
   Lo idóneo sería prepararlo con guisantes frescos, lo que pasa es que su temporada dura muy poco y suelen ser caros. En el mercado encontramos guisantes ultra congelados de muy buena calidad y en varios formatos: guisantes finos, muy finos, normales. También los podemos encontrar en lata o bote.  
   Los guisantes son energía pura, están llenos de proteínas vegetales, contienen mucho potasio, fósforo, calcio, hierro y sodio. Aportan muchas vitaminas y mucha fibra. Por todo esto, son un alimento que debemos tener muy en cuenta en nuestra dieta.
 
Ingredientes (para 2 personas):
- 300 gr de guisantes congelados.
- 90 gr de jamón en taquitos.
- 2 huevos.
- 1 cebolla.
- 1 diente de ajo.
- 1 pastilla de caldo (tipo avecrem).
- 2 vasos de agua.
- Colorante alimentario.
- Aceite de oliva.
- Sal.
 
Preparación:
   En una cacerola o sartén, ponemos a calentar aceite y doramos el ajo laminado. Añadimos la cebolla corta tan fina que al final casi se notará en el plato. Cuando haya pochado añadimos el jamón y seguidamente los guisantes, sin necesidad de descongelarlos.
   Le ponemos la pastilla de caldo, el agua y un poco de colorante. Y lo dejamos cocer de 10 a 15 minutos.
   Cuando falten 2 o 3 minutos, cascamos los huevos, le ponemos un poco de sal y dejamos que cuajen, según gustos.
 
 
Notas:
   Si no tenéis pastillas de caldo, simplemente no le pongáis y probáis antes de poner los huevo, y si es necesario le ponéis sal.
    Si lo cocináis bastante tiempo antes de la hora de comer, dejar lo de los huevos para el momento de comer. Ponéis a calentar la comida y cascáis los huevos y mientras estáis poniendo la mesa se cuajan.
 
Que disfrutéis!!

9/4/13

PANECILLOS TOSTADOS CASEROS

   No te ha pasado alguna vez que estando en el super has querido comprar los panecillo para comer con paté y has terminado dejandolo en el estante porque no te interesa el precio??? Pues aqui te traigo la solución. Fácil y rápido.
   La idea la saque de este estupendo blog, Cocinar para dos.
   Se pueden hacer con el pan que quieras: con pan nomal, o baguette, o pan de cebolla, de aceituna, multicereales... Por supuesto se puede hacer con restos de pan que nos haya quedado, de un par de días de antiguedad.

Ingredientes:
 - El pan que hayamos elegido.
 
Preparación:
   Encendemos el horno a máxima potencia, para que se vaya calentando.
   Cortamos el pan en rebanadas finas. Las ponemos en la bandeja del horno.
   Horneamos a máxima potencia con la bandeja en la parte superior del horno.
   Vigilar continuamente y cuando estén doradas les damos la vuelta y seguimos horneando.
   Veremos que algunas se han tostado y otras no. Las vamos retirando y reservando.
   Importante!! No despistaros del horno porque se queman enseguida. Lo digo por experiencia! jeje.
 
 
Notas:
     Son ideales para untarle algún paté, queso, mermelada....Pronto publicaré alguna entrada de unas cositas para poder untar estos panecillos.
    Aguantan perfectamente dos semanas guardándolo en una bolsa.


 
Que disfrutéis!!

20/3/13

TORRIJAS DE LECHE

   El origen de este dulce viene por la necesidad de aprovechar el pan sobrante ya que durante la Cuaresma no se podía comer carne y por ello era menos consumido aunque las familias elaboraban la misma cantidad de pan.
   Es muy típico en Cuaresma y Semana Santa, en la mayoría de España, aunque en algunos sitios se hacen en Navidad.
   Algunas familias lo hacen en cualquier momento del año, simplemente para aprovechar el pan.
   Consiste en una rebanada de pan (normalmente de varios días) empapada en leche o vino, rebozada en huevo, y frita en aceite de oliva. Se aromatiza, a gusto, con diversos ingredientes: rebozadas en azúcar y canela o azúcar solo, o bañadas en algún licor, aguamiel, o almíbar.
   Aunque el origen es aprovechar el pan sobrante, ya encontramos en el mercado pan especial para torrijas en diferentes formatos e incluso aromatizados con limón y canela.


Ingredientes:
- Rebanadas de pan. Yo en esta ocasión compré un pan para torrija, ya rebanado y aromatizado con limón y canela.
- Leche templada.
- Huevos.
- Aceite de oliva, para freír.
- Azúcar
- Canela.
 
Preparación:
    Ponemos a cocer la leche. Si el pan no es aromatizado, calentarla con azúcar, una rama de canela y un trozo de corteza de limón o naranja (para unos 250 gr de pan, poner medio litro de leche y 125 gr de azúcar).
   Pasamos las rebanadas por la leche y las pasamos a un recipiente para dejarlas reposar. Las reservamos unas horas. (Yo las bañé a ultima hora de la tarde y las deje hasta la mañana siguiente. Se pueden bañar por la mañana y hacerlas por la tarde).
   Pasado este tiempo, batimos un par de huevos. Ponemos a calentar abundante aceite. Preparamos una bandeja con papel absorvente. Preparamos un plato con azúcar y canela. Esto es a gustos, id poniendo poco a poco, hasta que encontréis el punto que os gusta. No es a partes iguales, ojo!. De canela hay que poner bastante menos que de azúcar.
   Un TRUCO, si le ponemos al huevo batido un chorrito de aceite, apenas hará espuma el aceite y no le saldrán bigotes a las torrijas.
   Pasamos las rebanadas por el huevo (por los dos lados) y freímos hasta dorar por los dos lados. Las vamos apartamos al papel absorvente.
   Cuando está aun calentitas, las rebozamos en la mezcla de azúcar y canela.
   Terminamos de freír y rebozar todas y las dejamos enfriar antes de comerlas.
 
 
Notas:
   Si no encontráis el pan ya rebanado, cortarlas de 1 a 2 cm, no mas.
   En Sevilla el pan para torrijas es con forma y tamaño similar al pan de molde (un poco más gordo), y viene ya en rebanadas. Pero en los últimos años, han introducido en el mercado un pan más manejable a la hora de hacerlas y también a la hora de comerla. Es cuadrado, viene también cortado pero es mucho mas pequeño. Una rebanada de estas pequeñas es con la cuarta parte de una grande.
  Por donde vivo ahora no encuentro ese pan. Aquí se hacen con pan con forma de barra y las rebanadas muy gordas y grandes.
   Para gustos los colores, pero a mi me gusta mas el de Sevilla. Cuando las hago aquí, termino cortando cada rebanada a la mitad.
   Vale tanto como postre o como merienda.

Y vosotros, ¿como las hacéis? O, para quien no las hace, ¿como os gustan?

Que disfrutéis!!

19/3/13

MIGAS. LAS DE MI SUEGRO

   Este finde largo lo he pasado en Rascafría, con la familia de Javi. Allí vive mi cuñada Marta. Ella está allí, de alguiler, por cuestiones laborales y tenemos que aprovechar la oportunidad para disfrutar de la naturaleza, de los paisajes, de los senderos....  
   Allí estábamos los 5. El tiempo no nos ha acompañado demasiado para caminar por las tantas rutas de senderismo que hay por allí. Nos ha llovido, nos ha nevado y hacía frío, pero no por esas nos hemos quedado en casa. Como si nos fuera la vida en ello, nos fuimos "a la nieve" al Puerto de Cotos, a pesar de todo del mal tiempo.
 
   Y al volver a casa, teníamos que entrar en calor y reponer fuerzas. Así que nos pusimos manos a la obra con la comida, las migas. En esta ocasión el cocinero es mi suegro y de pinche Marta. Yo tan solo hice las fotos.
   Las migas son muy típicas en Andalucía, Extremadura, La Mancha, Murcia y Aragón. Por lo que hay muchas formas de cocinarlas.
   Las que os traigo hoy son al estilo de mi suegro. Después de haber leido los tipos de migas que hay, creo que lo que el hace es una mezcla de varias.
 
 
Ingredientes:
- Pan de dias pasados cortado muy menudito.
- Chorizo.
- Panceta.
- Dientes de ajo.
- Salsa de tomate.
- Pimenton dulce.
- Pimiento verde (esta vez no le ha puesto, pero suele ponerselo).
- Sal.
- Sardinas, para acompañar.
- Uvas, para acompañar.
- Aceite de oliva.
 
Preparación:
   El pan lo traia ya cortado. Lo humedeció con un poco de agua y removió para que se impregnara todo el pan.
   Mientras, el pinche corta el chorizo en trozos y la panceta, y pela y trocea unos dientes de ajo (lo siento pero no vi cuantos, de todas maneras creo que lo hace a ojo).  
   En un perol bastante amplio se pone a calentar aceite. Frie el chorizo y lo aparta a un plato. Frie la panceta, y la reserva con el chorizo. Añade los ajos para que se doren.
   Si quereis ponerle pimiento este es el momento. Se trocean, se frien y se reservan.
   En otra sartén, la pinche está friendo las sardinas para comerlas con las migas.
 
   Retiró un poco de aceite del perol y añadió salsa de tomate, removió, le puso sal, removió y puso pimentón. Removió un poco para que no se queme el tomate y el pimentón.
   Añadió el pan y remover para que se impregne del tomate. Luego añadió el chorizo y panceta que teníamos reservado. Y volver a remover para que se impregne de los sabores. No se puede dejar de remover ya que se pegaría y se quemaría el pan.
   El punto de las migas es al gusto. Mi madre las tuesta mas. Mi suegro las deja mas "crudas".
 

Y vosotros, ¿como las haceis? Me gustaría comocer otras formas.

Que disfrutéis!!

14/3/13

FLAN DE HUEVO AL MICROONDAS

   Este flan me lo ha enseñado mi Tía Nena. Es muy buena cocinera. Creo recordar que alguna vez me ha dicho que no le gusta cocinar, pero que tiene que alimentar a su familia. Yo pienso que disimula muy bien eso de que no le gusta. Tita si no es así, corrígeme y lo cambio pero ya!
   Lo había comido varias veces en su casa y alguna que otra en casa de mis padres, pero siempre hecho por ella. Pero estas Navidades en casa de mis padres estabamos toda la familia, mis padres, mis hermanos y yo (con mi Javi), mi tía y su familia. Uno de los postres que pensamos para la cena de Noche Buena, era este, pero esta vez, en vez de mi tía, lo hice yo y así ya me enteré por fín cómo se hacía. 
   Es muy fácil y rápido de hacer y perfecto para postre en una comida especial. Es muy resultón.


Ingredientes:
- 8 huevos.
- 10 cucharadas soperas de azúcar.
- 1 litro de leche.
- Caramelo líquido, casero o de bote.
- Recipiente apto para microondas (importantísimo).

Preparación:
   Cubrir el fondo del recipiente con caramelo.
   En un cuenco cascamos los huevos y batimos bien. Podéis utilizar batidora, pero realmente no es necesario, no merece la pena ni ensuciarla. Con tenedor se hace perfectamente.
   Añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que notemos que el azúcar está disuelto y bien mezclado con el huevo. 
   Vamos echamos la leche a la vez que seguimos batiendo.
   Verter la mezcla, con cuidado, en el recipiente con caramelo.
   Llevar al microondas y cocerlo 20 minutos a máxima potencia.
   Pasado este tiempo, parecerá que no está cuajado. Hay que dejarlo reposar en el mismo micro, otros 20 minutos. Después ya se verá cuajado.
   Dejar templar y cuando no esté caliente, guardar en el frigorífico hasta el momento de comerlo.
 

Notas:
   El flan así tal cual está riquísimo, pero se puede acompañar con nata.
   El caramelo lo podéis hacer casero, ya pondré en otro momento como hacerlo (tengo que practicar y medir tiempos).
   MUY IMPORTANTE! Tenéis que estar seguros que el recipiente es apto para microondas porque no todos lo son, aunque sean de cristal. A mi se me han roto mas de uno. Nunca, nunca, meter los de aluminio en el micro, a menos que en los papeles del electrodoméstico diga que es apto.

Que disfrutéis!!

12/3/13

FLAMENQUINES

   El Flamenquín es un plato muy conocido Andalucía, originario de Andújar, Jaen, allá por los años 40. Enseguida se extendió por todo el valle del Guadalquivir, llegando así a Córdoba, donde más se ha popularizado y donde no habrá un bar que se precie que no lo tenga en su carta.
   El plato ha ido evolucionando. Se puede decir que el Clásico, es de carne de lomo de cerdo relleno de jamón serrano, empanado y frito. Aunque ya se puede hacer con pollo o ternera y rellenarlo con casi caulquier cosa que se nos pueda ocurrir.
   Es la primera vez que los hago, y ha sido un poco ajo. Hice unos solo con jamón y a otros le puse queso.
 




Ingredientes:
- Filetes de lomo de cerdo.
- Lonchas de jamón.
- Queso.
Ajo.
- Vino blaco.
- Sal.
- Huevo.
- Pan rallado.
- Aceite de oliva.
 
Preparación:
   Se aliña la carne con unos dientes de ajo, perejil, sal y vino, al gusto. Se deja macerar la carne, al menos 1 hora.
   Extendemos los filetes y les damos  unos golpecitos o los aplastamos un poco con, por ejemplo, una botella de cristal.   
   Encima de cada filete, pondremos una loncha de jamón. Si los quereis hacer también con queso, lo cortamos en bastoncitos (como las patatas) y lo ponemos encima del jamón. Enrollamos a lo largo.
   Pasamos por huevo batido y luego por pan rallado.
   Freimos en abundante aceite de oliva caliente, en sartén o freidora, hasta que queden dorados.
 
 
Notas:
   Los flamenquines, al igual que las croquetas, cuando te pones ha hacerlo no haces los justos. Se hacen bastantes y se congelan. Yo para congelarlo los he puesto en una bandeja de esas de corche del super y lo he metido al congelador. Asi:
 

   Pasadas 2-3 horas, ya las puedo pasar a una bolsa, que ya no se pegan. Así los tengo disponibles listos para freir y comer.
 
Que disfrutéis!!

7/3/13

CONTRAMUSLO DE POLLO CON NATA

   Esta forma de cocinar los contramuslos se la vi, a la entonces novia de un primo mío una noche que de pronto se encontró con que tenía a 5 o 6 para cenar y se puso a improvisar.
   Yo me quedé con la copla y enseguida intenté reproducirla en casa. Después de esa primera vez han venido muchas más. Incluso la he variado un poco.
 
Ingredientes:
- Contramuslos de pollo, deshuesados y en filetes (1 bandeja del super, la mía trae 6).
- Cebolla, tanta como quieras.
- Medio vasito (de los de agua) de vino blanco para cocinar.
- Sal.
- Pimienta.
- 1 brick (200 ml) de nata para cocinar.
- Aceite de oliva.

Preparación:
   Limpiamos los filetes quitándole el exceso de grasa. Troceamos los filetes en piezas más pequeñas. Salpimentamos.
   Picamos la cebolla muy menudita. Yo, casi siempre, incluso la trituro.
   En una sartén o cacerola, (yo uso una sartén de pared alta), ponemos aceite hasta cubrir el fondo y cuando esté caliente añadimos la cebolla a pochar. No poner el fuego fuerte pues al ser tan pequeña la cebolla se nos quemaría.
   Cuando empiece a estar transparente, añadimos la carne. Si es necesario, añadir mas aceite para freír la carne. Dejamos que la carne se dore un poco.
   Añadimos el vino, dejamos cocer un poco para que se evapore el alcohol y se guise un poco la carne.
   Cuando veamos que la salsa ha reducido y engordado, añadimos la nata. Removemos para que toda la carne se impregne y dejamos uno 10 minutos, vigilando que no se nos pegue la nata.
    Y listo!. Así de rápido.
 
Nota:
   Yo lo he acompañado en esta ocasión con unas patatas paja, pero admiten cualquier guarnición. Incluso vale de segundo plato después de la crema de zanahorias o cualquier otro puré de verduras.
 
Que disfrutéis!!

5/3/13

GALLETAS CON CREMA DE LIMÓN

   Hoy os traigo dos recetas en una. Por un lado las galletas, que por sí solas ya están buenas. Y la crema, que se puede utilizar para otras preparaciones, como rellenar un bizcocho o realizar algún postre.
   A través del concurso Recetas con Naranja, descubrí este otro de Recetas con Limón. El premio es el mismo. Digamos que es un solo concurso pero dividido en dos, y organizado por dos personas diferentes, patrocinado por los mismos.
   Con esta receta participo en el concurso "Mi cocina y Otras cosas, Recetas con Limón" patrocinado por La Fruta en Casa.

  
         
Vamos con la receta:
 

Ingredientes:
Para la crema de limón:
- 1 huevo.

- Ralladura de 1 limón.
- 100 ml de zumo de limón, en mi caso 1 limón.
- 65 gr de azúcar.
- 35 gr de mantequilla.

Para las galletas:
- 100 gr de harina.
- 1 cucharada de canela.- 1 huevo.
- 1 cucharadita de levadura (química) en polvo (tipo Royal).
- 50 gr de azúcar.
- 75 gr de mantequilla.
- 25 gr de azúcar vainillada.
- Pizca de sal fina.
- Azucar glas para espolvorear (opcional).

Preparación:
La crema de limón:
    Esta crema se hace al baño maría, así que necesitamos un cuenco que quepa en una cazuela, la cual pondremos al fuego con agua para que se vaya calentando.
    Ponemos el cuenco en el agua. A fuego suave. Vertemos el zumo de limón, la ralladura y el azúcar y mezclamos bien. Añadimos la mantequilla y removemos bien.
    Batir ligeramente el huevo y cuando esté la mantequilla fundida lo añadimos poco a poco y si dejar de mover mientras vamos echando el huevo para que este no cuaje.
    Dejamos cocer de 10 a 13 minutos, sin dejar de remover. La crema irá espesando y cogiendo cuerpo.
    Debe quedar como una natilla cremosa. Tened en cuenta que cuando enfríe espesará más.
 

Las galletas:
   En un cuenco, derretimos la mantequilla en el microondas poniéndolo de 30 en 30 segundos, para que no se queme, y removiendo cada vez.
   Le añadimos el azúcar y mezclamos bien con unas varillas (si no tenéis, hacedlo con tenedor).
   Añadimos el huevo y seguimos batiendo. Le ponemos la canela y también la harina, con la levadura, tamizada (pasarla por un colador). Y ya solo nos queda la sal, tan solo una pizca para realzar sabores, no para salar.
   Mezclamos, con una espátula o cuchara de madera, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.
   Ponemos la masa entre dos papeles vegetales y estiramos la masa, con un rodillo (si no tenéis podéis utilizar una botella).
   Encendemos el horno a 180 ºC.
   Cortamos las galletas con cortapastas con la forma que queráis, o con la boca de un baso medianito. Retiramos la masa sobrante, volvemos a estirar y cortar hasta que acabemos con toda la masa.
   Llevamos al horno, poniéndolas sobre un papel vegetal en la bandeja del horno. Horneamos unos 5-8 minutos. 
  Sacamos y dejamos enfriar. En principio estarán un poco blandas pero en cuanto empiecen a enfriar se endurecen.
 
Montaje:
   Buscamos pares de galletas que sean mas iguales. Ponemos en cada mitad un poco de crema y tapamos con la otra.
   Llevamos al frigo un rato para que la crema vuelva a coger cuerpo.
   Espolvoreamos con azúcar glas.
 
Notas:
   Con respecto a las galletas, os cuento, la masa es un poco pegajosa y me ha costado cortarlas y demás. Podéis, cuando esté amasada, hacer bola y meterla en el frigo 1 hora. Al final terminé haciendo bolitas y aplastándolas dándole golpecitos con los dedos.
   Si no tenéis azúcar glas, podéis coger azúcar normal y triturarla.

Que disfrutéis!!  

1/3/13

MERLUZA CON SALSA DE TOMATE Y NARANJA

   Hace tiempo que no preparaba esta receta en casa. La descubrí en una revista hace unos años y con esto del blog la recordé y volví a cocinarla para publicarla.
   La tenía pendiente de publicar cuando he visto un concurso en el que hay que participar con una receta cocinada con naranja, y pensé que podía concursar con esta. Será el primer concurso en el que participe. El premio es 15 kg de cítricos (naranjas, mandarinas y limones).
   Así que, Con esta receta participo en el concurso "Salado y Postres, Recetas con naranja" patrocinado por La Fruta en Casa.

          

Vamos con la receta:


Ingredientes para 2 personas:
- 4 filetes de merluza congelada, o fresca si tenéis oportunidad.
- Media cebolla.
- 1 diente de ajo.
- Sal.
- 2 naranjas.
- Pimienta.
- 1 tetrabrik pequeño (200 ml) salsa de tomate.
- Aceite de oliva.

- Espaguetis o tallarines, para acompañar, opcional.
 
Preparación:
   Rallamos la cáscara de las naranjas y exprimimos el zumo. Reservamos.
   Cortamos el ajo en láminas y la cebolla en bronoise (cuadraditos pequeños). Salpimentamos el pescado.
   Rehogamos, en una sartén con un poco de aceite, el ajo y cuando empiece a dorarse, añadimos la cebolla.
   Mientras se va pochando la cebolla, hacemos los filetes de pescado, ahí mismo, en la misma sartén. Apartamos y reservamos los filetes de pescado en un plato. (Si queréis, podéis hacer el pescado a la plancha o en una sartén aparte).
   Vertemos el zumo de naranja y dejamos cocer hasta que reduzca un poco. Incorporamos la salsa de tomate, mezclamos y dejamos al fuego unos minutos. Ponemos sal. Trituramos.
   Añadimos el pescado a la salsa para que se cocine un poco con la salsa.
   Si optamos por acompañarlo con pasta, la coceremos como acostumbremos.
   Para servir, podemos poner un poco de salsa en el plato, la pasta y encima el pescado con más salsa.
   

Nota:
   Yo trituro la salsa porque no me gusta encontrarme los trocitos de cebolla, pero realmente no es necesario. En la receta original no la tritura. La segunda vez que la hice, no lo trituré y me arrepentí. Lo dejo a vuestra elección.
   La receta original utiliza la ralladura para adornar el plato, pero yo prefiero gardarla para, por ejemplo, un bizcocho.
 
Que disfrutéis!!